CÓMO LIMPIAR LAS BOTAS DE CUERO EN 4 PASOS

Averigua todo lo que necesitas saber sobre este versátil material y no te pierdas nuestros sencillos consejos de cómo limpiar las botas de cuero.

CÓMO LIMPIAR LAS BOTAS DE CUERO

ELIGE SIEMPRE EL CUERO

Nos encantan las botas de cuero, desde las más urbanas, tanto para hombres como para mujeres, hasta las deportivas, de montaña y de senderismo y de moto. Las tenemos todas, no importa para lo que sean, y nos gustaría verlas siempre como eran el primer día.

El cuero es un material natural, y ahí es donde reside su encanto. Pero su origen orgánico es también la causa del desgaste que sufre con su uso diario y el paso del tiempo.

La falta de cuidado de nuestras botas de cuero hace que pierdan su belleza original día tras día, y a la larga podemos verlas tan dañadas que decidamos deshacernos de ellas antes de tiempo. Al contrario, si le prestas un poco de atención, tus botas siempre estarán como el primer día y disfrutarás de ellas mucho más tiempo.

Y aunque parezca que el cuero es complicado y tengamos miedo de limpiarlo por temor a dañarlo, la verdad es que su cuidado es tan simple como efectivo si se sabe hacer bien. Es por eso que hoy te explicamos cómo limpiar las botas de cuero de una manera muy clara y sencilla.

¡No te lo pierdas!

limpiar botas de cuero

CONSIDERACIONES IMPORTANTES SOBRE LAS BOTAS DE CUERO

Antes de que veas cómo limpiar botas con cadenas de cuero en sólo unos pocos pasos, es bueno que consideres esto:

  • Después de cada uso siempre es aconsejable quitar la suciedad que se ha acumulado en el zapato durante el día con un paño suave.
  • Los zapatos de cuero no pueden ser lavados, y por lo tanto, nunca deben ser sumergidos en agua o puestos en la lavadora.
  • Las fuentes de calor directo son casi tan perjudiciales para las botas de cuero como el agua. Así que si se mojan por cualquier razón, déjalos secar al aire naturalmente. Aunque es un proceso ligeramente más lento, el secado de este tipo de calzado con la ayuda de un horno, radiador, etc. puede causar una deshidratación severa, que puede hacer que el cuero se rompa.
  • Además, el cuero de tus zapatos, al igual que tu piel, necesita ser nutrido para que se vea lo mejor posible y permanezca suave. Por lo tanto, el uso regular de crema o cera es esencial para nuestros propósitos.
  • El uso de calcetines y medias también es importante para el cuidado del calzado de cuero. El uso de calcetines evita que el zapato absorba la humedad de los pies, lo que produce olores desagradables y desgaste en el interior.
  • Por último, debes evitar la exposición de tus zapatos a productos químicos que pueden ser dañinos o corrosivos para el cuero. Usa productos especiales, si es posible naturales, para el cuidado adecuado del cuero.

CÓMO LIMPIAR LAS BOTAS DE CUERO EN 4 SIMPLES PASOS

Sin más preámbulos te decimos cómo limpiar sus botas de cuero:

  • Limpia toda la superficie de la bota con un paño suave y seco para eliminar la suciedad y el polvo. No ejerzas demasiada fuerza para no dañar el cuero.
  • Luego sólo hay que limpiar el cuero con un paño húmedo. Dependiendo del tipo de cuero, también podemos usar algún tipo de jabón especial para el cuero. Después de este paso, es importante dejar que el cuero se seque completamente. 
  • Una vez que nuestras botas de cuero estén libres de suciedad y completamente secas, es hora de nutrir el cuero. Para ello utilizamos crema (betún de zapatos) o aceite para zapatos de cuero, aplicamos una pequeña cantidad uniformemente sobre toda la superficie con la ayuda de un paño o un cepillo y dejamos que el producto se endurezca durante unos minutos.
  • Finalmente, usa un paño limpio y seco para pulir y abrillantar las botas, haciendo movimientos suaves y circulares.

Y eso es todo, ¡como nuevo!

Deja un comentario